¡Esto es una fiesta!: fase de ejecución

 

La Navidad ya asoma en el calendario, y con ella, muchos compromisos sociales y profesionales, entre ellos, las fiestas de Navidad de Empresa. La semana pasada planteamos algunos consejos sobre cómo planificar un evento corporativo para festejar la Navidad que deje huella. Hoy vamos a comprobar cómo llevar a la práctica el plan y conseguir una celebración espectacular.

Fiestas de Navidad tradicionales, excursiones y actividades sorprendentes, animación original… veamos cómo hacer de nuestro evento navideño una ocasión para celebrar, también, el espíritu corporativo. Nos centraremos en la fase de ejecución:

 

1. Diseña una fiesta navideña con espacios abiertos e interactivos:

Las clásicas cenas, sentados ante mesas largas reducen las oportunidades para interactuar con los compañeros de trabajo que no están sentados a tu lado, pero son perfectas para celebraciones más formales, estilo banquete. Una tendencia es ir hacia celebraciones que incorporen varios usos en un mismo lugar de celebración, con mesas y comida buffet o cocktails abundantes y suculentos, zona de coctelería y bebidas con una barra, taburetes y sofás, un área de animación especial, un lounge y una pista de baile, y un lugar en el que se coloque la pieza central de decoración navideña (un árbol de navidad, un belén) que sea el foco de la fiesta. Esto facilita que los invitados circulen por todas las áreas, se generen conversaciones, y se mantenga viva la fiesta. Es fundamental que cada una de las zonas delimitadas dentro de la sala destinada a la fiesta de Navidad de la empresa tenga su “momento estelar”, es decir, que haya hitos, controlados y planificados, que mantengan el hilo conductor de la fiesta, capten la atención de los asistentes, y mantengan al máximo nivel el factor sorpresa. Por ejemplo, la iluminación del árbol tras la cena, el primer baile, la revelación de una candy table, el inicio de la animación, etc.

 

2. Un catering inolvidable:

Una fiesta sin un buen catering suele olvidarse rápido. Es imprescindible que la gastronomía se cuide al máximo, y que sea consistente con la temática y colores de la fiesta: caterings como los del Hotel Arts de Barcelona cumplen con creces todos estos requisitos. Es importante además cuidar las cantidades, especialmente si se elige una opción de buffet o cocktail, para que ningún invitado se quede insatisfecho. Igualmente, y dependiendo del perfil de celebración navideña elegida, el catering puede tener variaciones atractivas e interesantes. Muchas empresas optan cada vez más por celebrar almuerzos navideños, menos festivos pero muy efectivos, porque los empleados suelen sentirse inclinados a asistir a una celebración en horas del día. Pero, y si invitamos a nuestros empleados a una espléndida merienda navideña, al estilo inglés? Todo dependerá del perfil de nuestra empresa y nuestros empleados, y de cuánto queréis sorprenderles.

 

Un buen catering hace de una fiesta de Navidad una experiencia inolvidable

Un buen catering hace de una fiesta de Navidad una experiencia inolvidable

 

3. Entretenimiento navideño:

Y después de cenar, qué hacer? Tanto si se eligen actividades que se desarrollen en la misma sala en la que se celebra la fiesta de Navidad de empresa, como si los invitados se desplaza a otro lugar, es importante tener en cuenta las opciones de animación, que dependerán, nuevamente, de la identidad corporativa de la empresa, del tema de la fiesta, el horario en que se celebra, el número de invitados y su edad. Es recomendable incluir alguna actividad recreativa que invite a romper el hielo entre los asistentes, basadas en juegos sencillos o concursos poco complejos: clases y competiciones de baile o cócteles, gincanas temáticas, o karaokes son algunas de las opciones más sencillas. Si se organiza una fiesta de disfraces se puede premiar al atuendo más original.

 

4. Animación y actividades complementarias que refuercen la temática de la fiesta:

Si este año quieres sorprender y llevar tu fiesta de empresa de Navidad a otro nivel, hay muchas tendencias y opciones que dejarán huella en los empleados de tu compañía. Paintball contra los renos de Papa Noel, una búsqueda del tesoro (por ejemplo, del Niño Jesús del belén de la empresa) en un paraje único con un premio especial, un crucero fluvial que combine una aventura náutica con actividades que mejoren la comunicación entre los empleados, una visita nocturna a un museo con un catering basado en las obras, una visita a una bodega con cata de vinos entre viñedos, un taller gastronómico navideño con un chef de renombre en el que los participantes degusten sus creaciones… son algunas opciones para celebrar fiestas corporativas de Navidad diferentes.

 

Los museos pueden ser un espacio fantástico para un evento de Navidad. En la foto, la fiesta de Navidad que la firma británica Eventspiration preparó para Intuit en el majestuoso V & A Museum. Foto en: http://eventspiration.com/CaseStudy.aspx?CaseStudyId=27

Los museos pueden ser un espacio fantástico para un evento de Navidad. En la foto, la fiesta de Navidad que la firma británica Eventspiration preparó para Intuit en el majestuoso V & A Museum. Foto en: http://eventspiration.com/CaseStudy.aspx?CaseStudyId=27

 

5. Souvenires y regalos de empresa para los empleados:

Un bonito detalle para cerrar la celebración es ofrecer un souvenir que recuerde la ocasión. Por ejemplo, se puede contratar a un fotógrafo de Polaroids, o incluso alquilar un fotomatón en el que los invitados puedan inmortalizarse con gorros de Papá Noel o parafernalia navideña. También se les puede ofrecer detalles gastronómicos navideños (como bombones, galletas de jengibre o cupcakes personalizados con la imagen de la empresa), o muchos otros recuerdos que puedan usar durante las fiestas o a lo largo del año, como un adorno para el árbol de Navidad, una figura para el Belén, marcalibros o velas aromáticas, siempre con un sutil toque de la imagen corporativa de la empresa.

 

Una fiesta corporativa de Navidad, como cualquier otro evento de empresa, supone un gran esfuerzo de recursos y personas, pero ayuda a construir relaciones duraderas entre los miembros del equipo de una empresa, permite conocer a los empleados más allá de la rutina del día a día, y contribuye a reforzar la cultura corporativa de la empresa. Para hacer de esta experiencia un recuerdo inolvidable con un impacto real en la identidad corporativa de tu empresa, es recomendable contar con profesionales que comprendan la magnitud y las dimensiones de tu evento, y que sepan plasmar tus ideas en eventos únicos y especiales.

Estamos listos para empezar a celebrar la Navidad contigo! ¿Hablamos de tu proyecto?

 

 

 

WhatsApp chat

Pin It on Pinterest