Existen numerosos estudios y teorías que tratan sobre la motivación humana. Quizás, la más conocida es aquella que realizó Maslow a principios de los años 40. En ésta, Maslow establecía una jerarquía de necesidades humanas y explicaba que, a medida que se satisfacen las necesidades más básicas (fisiológicas, seguridad y protección), las personas deseamos satisfacer las necesidades más altas en la jerarquía (la afiliación, la estima y la autorrealización). Setenta años después, esta teoría sigue teniendo sentido y en esta entrada de blog, nos centramos en la importancia de que los empleados estén motivados en el entorno laboral.

¿Por qué motivar a los empleados?

Es de humanos sentir que el tiempo pasa volando y que únicamente vamos de casa al trabajo y del trabajo a casa. A menudo digo y escucho “no hago nada más que trabajar y dormir”.

La mayoría de las empresas han reflexionado sobre el tema y son conscientes de que el éxito depende en gran medida de la motivación de su gente.

¡Una empresa y otra sólo se diferencian por su gente!.

Todos vamos a la empresa a trabajar; sin embargo si además le ponemos “corazoncito” nos sentimos parte de ella, es lo que los teóricos llaman: sentimiento de pertenencia.

Si además de “tener que trabajar para vivir” nos sentimos a gusto y motivados, rendimos mucho más.

La motivación es ése sentimiento especial que nos motiva  a hacer algo sin poner pegas y buscando soluciones. Por eso las empresas se miran mucho diseñar estrategias en forma de programas de incentivos que estimulen sentimientos de pertenencia y motivación.

¿Por qué realizar incentivos empresariales?

La respuesta es simple, para reconocer el rendimiento del trabajador. ¿Recuerdas la última vez que recibiste un incentivo por tu trabajo bien hecho?

Empresas como nosotros, dirigidas al sector de los eventos corporativos ofrecemos una variedad muy amplia de formas de incentivar al trabajador según el sector de actividad de la empresa: podemos trabajar competencias profesionales requeridas para un puesto,  emplear los incentivos como refuerzo positivo o aprovechar estas actividades para capacitar el trabajo en equipo, etc.

Algunos ejemplos:

Deporte en equipo y actividades outdoor

Los torneos interempresas (fútbol, vóley, baloncesto, pádel, rafting…) son una buena manera  de crear buen ambiente entre los empleados. Desde las empresas de gran tamaño, en las que los departamentos entre sí no tienen contacto, hasta las de menor tamaño, pueden integran este tipo de programas de incentivo en su política empresarial. Mediante estas actividades se persigue fomentar el compañerismo, el trabajo en equipo y el sentimiento de pertenencia al grupo.

Por otro lado, ¿por qué no organizar excursiones,  actividades culturales, o de orientación fuera del trabajo? Las empresas que apuestan por la motivación de sus empleados, que hacen que éstos vivan experiencias diferentes y excepcionales, consiguen los mejores resultados dentro de la empresa.

incentivos outdoor para empresas

Formación profesional e individual

Una de las últimas tendencias en lo referente a los incentivos empresariales es la formación. Mientras que en la sociedad actual predomina más “lo que tengo” que “lo que soy”; en el mundo empresarial se apuesta justo por lo contrario. Aquello que sabemos, que nuestros empleados saben, prevalece sobre “lo que tenemos”. Y, es que como defendía Maslow, la autorrealización de nuestros empleados es una de las necesidades más importantes de la jerarquía.

Este tipo de motivación puede ser tanto en materia de su labor profesional como en campos diferentes a ella. Es decir, si ayudamos a nuestros empleados a su formación profesional conseguiremos que éstos se sientan más seguros de sí mismos; que sientan que progresan en su carrera profesional. En palabras de Maslow, “Un hombre tiene que ser lo que puede ser”. Ésta es la necesidad de autorrealización, de convertir las posibilidades de los empleados y de aprovechar por completo su potencial.

No obstante, como señalábamos, la formación profesional puede ir más allá del mundo laboral. ¿Por  qué no inscribir a nuestros empleados en actividades de risoterapia, cursos de cocina, catas de vinos…?

Coherencia entre los valores de la empresa y los de los empleados

Hoy más que nunca, el concepto Responsabilidad Social, está de moda. Por ello, otra de las tendencias en los incentivos motivacionales es crear un evento en el que los empleados colaboren en una causa social. Una de las mejores formas de crear sentimiento de pertenencia es que todos participen en una causa social o medioambiental. ¿Y si aprovechamos el día del árbol para plantar  árboles todos?. Mediante este tipo de eventos solidarios conseguimos que nuestros empleados estrechen vínculos, aumenten su sentimiento de pertenencia con la empresa y así los motivamos en su día a día.

Los premios

Las empresas, cada vez más, organizan premios en los que se reconoce la buena práctica y el esfuerzo de los empleados. Se trata de demostrar respeto, estima y reconocimiento al empleado que haya destacado en su desempeño. Mediante este tipo de eventos, no sólo se apuesta por la motivación de la persona galardonada, sino para que todo el equipo sienta orgullo de esa persona. Premiar la buena conducta es un estímulo positivo que persigue que los empleados se sientan valorados y  se demuestra el aprecio y el respeto tanto al premiado como al resto de sus compañeros.  Se trata de un acto lúdico que crea cohesión de grupo y admiración sana entre compañeros.

 

incentivos-para-empleados-en-barcelona

Así pues, si nos esforzamos en conseguir enlazar las motivaciones de nuestros empleados con las metas de la empresa, no sólo conseguiremos el bienestar del personal sino el éxito empresarial. Mediante los incentivos empresariales los empleados encontrarán en la empresa un lugar en el que además de desarrollar su labor profesional, satisfacen sus necesidades personales más importantes.

En Evento Empresa BCN creemos que es muy importante reconocer el esfuerzo de los integrantes de una empresa y realizar tareas que consigan motivarlos y alejarlos de la rutina y del estrés, cambiar el ritmo diario por un programa de incentivos que está comprobado que aumenta el ritmo y productividad de los empleados.

Tú como trabajador, ¿Qué tipo de incentivo te gustaría recibir en tu empresa?

Nota: el origen de las imágenes utilizadas en este artículo son de tiempodenegocioshoy.com, deportur.com y rexuntadegalicia.com.

 

WhatsApp chat